Día 240: Color de primavera

Parka: Bershka. Camiseta: Blanco. Pantalones: H&M. Botines: Calzado Spartoo.


Supongo que aún no me lo creo, que aún no me acostumbro. ¡Estamos en primavera! La nieve y el frio han dado paso a días cálidos y llenos de luz. He guardado ya los abrigos para dentro de poco mandarlos a casa dentro de una caja, ¡Qué ganas tenía de este momento! Veo tan cerca el verano que aún no me lo creo (claro, que para mí el verano empieza cuando acabo el curso, y para eso queda poco, muy poco). 


Y para este día de sol, camiseta coral, jeans, parka y misbotines de ante beige. Simple pero eficaz para mi último día de clase de Journalism Studies. Ya ha empezado la cuenta atrás, el final (o el principio), la hora de estudiar, de encerrarse demasiadas horas.

bloglovin

Día 234: Qué alegría, que buen día

Chaqueta: Bershka. Jersey: Zara. Vestido: Monky. Zapatos: Calzado Spartoo.


Hoy tengo un buen día. De verdad. Y no sé por qué. Sí, hace sol, y sí, han subido las temperaturas. Y sí, hoy me han informado de las fechas de mis exámenes, y sí también he empezado a mirar vuelos para volver a casa. Quizás es porque empieza a llegar el verano, y eso, a quien no le gusta. O quizás es por que tocaba estar contenta porque sí. No lo sé, y no me importa. Quiero seguir sintiéndome así.  


Ayer volví a perderme por las carreteras de Dinamarca, y aunque el día empezó con sol y acabo con lluvia, volví a enamorarme de las diferentes ciudades y pueblos, de los lagos, fiordos, y la naturaleza. Y para acompañar al sol con el que salimos de Aarhus: Vestido blanco, jersey verde y cazadora, junto con mis botines favoritos.

bloglovin

Día 230: No podíamos ser agua

Parka: Stradivarious. Jersey: Zara. Pantalones: H&M. Botines: Bershka. Bolso: Vía Spartoo.



Vuelvo a tener visita. Mi prima ha venido desde Euskadi con muchas ganas de conocer Dinamarca y en apenas dos días hemos devorado la ciudad. Mañana partimos a Copenhague, pero solo a pasar el día. ¡Qué ganas! Será mi quinta vez en la capital danesa. 


Para estos días en los que aún parece invierno (vale, admito que no hace tanto frio, pero esto de primavera no tiene nada) jersey, parka y bolso claro. Mis ganas de verano son infinitas: vestidos, sandalias, colores vivos… ¡Y qué ganas de visitar la playa y disfrutar de ella en bikini!


bloglovin

Día 225: Laponia, vivir un sueño.

No sé cómo empezó todo. Recuerdo  que hace un par de años, por navidad, vi en televisión un programa sobre Laponia. Quedé fascinada, maravillada. Pero lo veía como algo lejano, como un sueño, como un imposible. Luego, hace un año, me dieron mi plaza para estudiar en Dinamarca. Por aquel entonces prometí a mi hermano que en su visita iríamos a esquiar. Poco a poco todo empezó a cuadrar. Yo soñaba con ir a Laponia, y mi hermano quería esquiar. Entonces mi ama y yo empezamos a mirar la posibilidad de ir a Laponia en semana santa con mi hermano, y sin darnos cuenta ya estábamos comparando billetes y contratando excursiones.


Llegamos un lunes al mediodía, y tras acomodarnos, nos pusimos a descubrir la ciudad. Pronto nos alejamos de la zona edificada y nos aventuramos entre los bosques. Luego vino la excursión de huskies: primero montando en el trineo y después visitando la granja. ¡Son tan bonitos, y están tan bien cuidados y felices! También disfrutamos de una tarde de spa. De las motos de nieve. Y sí, yo, con mi miedo a la velocidad, conduje una de esas motos yo sola y me atreví a darle bastante caña (aunque cueste creerlo). ¡Lo más emocionante fue conducir por encima de un rio helado! Tuvimos también nuestro día de esquí, del que disfrutó más mi hermano que yo, que aparte de hacerse todas las pistas, se atrevió a probar hasta los saltos más arriesgados. Y el último día, antes de despedirnos de un sueño, cruzamos el círculo polar ártico para conocer a Santa Klaus. 


Explicar en palabras este viaje, es difícil, las fotos tampoco son suficiente. Esto es algo que hay que vivir. Me sentí afortunada entonces, y me siento afortunada ahora. Gracias aita y ama por este regalo.








bloglovin

Día 222: La primavera asoma

Abrigo: Blanco. Camiseta: Bershka. Pantalones: H&M. Botines: Vía Spartoo


Ya estamos en abril. En un abrir y cerrar de ojos me he plantado a mes y medio de acabar esta experiencia y volver a casa. Sin apenas darme cuenta. Y llega la primavera, sale el sol, y aunque tengamos aun restos de nieve y haga frio, yo ya empiezo a sentir que el verano está cerca. Asique vuelve a ser momento de ponerse las pilas y empezar a trabajar muy en serio en este cuatrimestre…


Y para ir a clase ayer me puse algo simple, pero con energía. Esa camiseta, que llevaba sin usar casi desde verano, con ese azul que tanto me gusta, y mis botines favoritos, que pronto tendré que dejar de usarlos. Y las gafas de sol, que parece mentira, pero este sol que no calienta deslumbra en los restos de nieve.

bloglovin