Día 158: Otra vez




Abrigo: Blanco. Jersey: Bershka. Pantalones: H&M. Botas: Hispanita. Bolso: Calzado Spartoo

Bien abrigada. Abrigo negro y bolso claro. Botas de agua. Y volver a pasear por las mismas calles, y ver que todo sigue igual, que nada ha cambiado. Sentirlo dentro. En el corazón. En los pulmones. Como cuando te falta el aire. Esa sensación. Y estar aquí, otra vez


Y otra vez, un día cualquiera, pero esta vez con una razón concreta, ir a dar de comer a los ciervos. Y sentirme niña, otra vez.

bloglovin

Día 154: Volvemos a vernos, Dinamarca

Otra vez decir adiós. Dejar atrás mucho más de lo que quisiera, y aferrarme a todo ello hasta justo antes de despegar. Al límite. Pasar por primera vez la noche en un aeropuerto. Quitarme los botines, ponerme cómoda. Mantenerme despierta escribiendo, canturreando, leyendo, jugando a cartas. Como fuese, pero mantenerme despierta. Y echar de menos. Sentir nostalgia. Y montar en otro avión. Llegar, y ver las calles que recorrí hace meses, coger el autobús 4A, bajarme en la última parada, y volver a mi bloque. Abrir la puerta y… ver todo limpio, recogido, vacío, como si ya nadie viviese ahí. Y en el centro del escritorio una carta: de ella para mí. Echarla de menos, pero tomar cada uno de sus consejos. ¿Nos ponemos a ello?


 Entretenimientos nocturnos en el aeropuerto

 Mi única compañera de viaje y mis botines trotamundos

Detalles que se encuentra una al llegar a su dormitorio, gracias Alicia


bloglovin

Día 145: Time for something new




Abrigo: Blanco (Sales). Jersey: Zara. Pantalones: H&M. Botines: Calzado Spartoo. Fulard: Local Shop.

Hace ya unos días me di cuenta de que apenas he publicado en mi regreso a casa, y entonces leí, “La felicidad no se escribe, se vive, por eso ahora vivo más y escribo menos”. Y quizás sea eso. Estoy, de verdad, disfrutando de cada momento aquí, de cada plan y de cada día en casa, y solo de pensar en tener que marcharme otros tantos meses lejos de ellos… Pero se puede, se puede y se hará, y seguiré siendo feliz, solo que de otro modo. 


Y estoy emocionada, de volver a Dinamarca con ella, de que quede menos para el verano, para el sol, para disfrutar del mar. Y de ellos. Y tengo ganas también de ver a mucha gente con la que he compartido mis días en Dinamarca, y con esos con los que seguiré compartiendo esta experiencia. Y para mi vuelta, algo nuevo, no solo este flequillo, un cambio evidente, sino un cambio en mí, que no se ve, que no se nota, pero se siente. Y para estos días, de lluvia y frio, abrigo,  botines y mis mejores amigos.



bloglovin

Día 140: Un pedacito de Dinamarca desde casa




Abrigo: Local Shop. Pantalones: H&M. Botines: Local Shop. Bolso: Calzado Spartoo. Pashmina: de Rusia.



Den Gamle By. Museo al aire libre que te transporta a la ciudad que en un pasado fue Aarhus. Perfecta manera de conocer la historia y enamorarte de ella, un día cualquiera. Teletransportarte a las calles, entrar a las tiendas, pasear entre ellos. 


Y ni echo de menos Dinamarca ni tengo demasiadas ganas de volver, pero hace feliz saber que al día siguiente de llegar recogeré a una de mis mejores amigas en Copenhague para disfrutar de 5 días con ella. Con ella en Dinamarca. Y nos levantaremos pronto, desayunaremos riendo, nos vestiremos, cogeremos el bolso y a comernos el mundo: que hay poco tiempo y mucho que hacer. Lo que sea pero con ella.


bloglovin