Bienvenidos

Llevo días intentado escribir, buscando la forma de plasmar en unas líneas todo lo que tengo en mi cabeza. Volver a casa suena fácil, y sin embargo, no lo fue tanto. Acabar una experiencia, decir adiós, siempre es difícil. Hay que ser paciente, hacer balance, dejar que el tiempo te dé una mayor perspectiva. 

Desde que volví han pasado muchas cosas. Los primeros días el tiempo parecía haberse parado, me sentía fuera de lugar, sin nada a lo que atenerme, y de repente, la vida empezó a girar. De esto salió lo otro, y de lo otro, lo siguiente, y así se fue enlazando todo, entendiendo que no puedo tener miedo a lo que venga, que tengo que aprender a esperar, a no ansiar, a no agobiarme. Que con perseverancia, trabajo y algo de suerte, las cosas llegan. 

He aprendido a vivir más el momento y a preocuparme menos por el futuro (que no en exceso, que un Erasmus tampoco hace milagros), y que por mucho que me agobie por algo no va a llegar antes sino que quizás no llegue. Forzar nunca es bueno. He aprendido a vivir con algo más de calma, a pensar un poco menos, que las ansias no son buenas, y que para ganar hay que arriesgar. A no decir no de primeras, a atreverme a probar. A no asustarme por tener algunas cosas claras, y por tener dudas en tantas otras. A valorar un poco más lo que tengo y a quererme algo más.

Y al fin, después de tantos días de mi vuelta, me atrevo a cerrar esta etapa. Digo adiós a ese “viviendo en Dinamarca”, y vuelvo a ser yo, diciendo hola a lo nuevo, sin miedo a vivir, con ganas de arriesgar, queriendo probar, buscando mi sitio.


Bienvenidos


Pictures from my Instagram account

bloglovin

Share this:

CONVERSATION

3 comentarios:

  1. Que palabras tan bonitas!

    Bienvenida de nuevo..:)


    www.berockbefashion.blogspot.com

    ResponderEliminar