Día 175: Domingo en casa y sin prisa




Chaqueta: Vintage Shop Estocolmo. Vestido: Monky. Botines: Vía Spartoo. Cuello: Ginatricot. Bolso: Blanco. 


Levantarme pronto (para variar). Ducharme, desayunar y vestirme sin pensarlo demasiado. Vestido, botines… y para ir abrigadita mi nueva chaqueta (si, que es de chico y enorme, pero es tan calentita; un buen recuerdo de Estocolmo, sin duda). Y pasar el resto del día en casa, tranquila, sin prisa. Poner lavadoras, hacer la comida, recoger, ordenar. Descansar viendo una película. Disfrutar del tiempo, aprovechándolo, despacio. Un descanso antes de comenzar mi pequeña rutina.

Y acompañar mi día con música, y cantar alto, bien alto, sin que nada importe.



bloglovin

Share this:

CONVERSATION

3 comentarios:

  1. Hola princesa me encanta tu reflexión no hay nada como cantar y cantar bien alto, hay que ser o por lo menos intentar ser felices... me encanta el look que has elegido perfecta combinación besitos reina

    ResponderEliminar