Día 98: Adiós noviembre




Abrigo: Local Shop. Pashmina: Russia. Pantalones: H&M. Botines: Local Shop. Bolso: vía Spartoo


Y se va noviembre, y empieza un nuevo mes, un mes con cuenta atrás, cuenta atrás para volver a casa. Diecisiete días. Diecisiete días y estaré en casa, otra vez, por fin, en casa, con ellos. Con ellos que me esperan y me ansían, y yo, con estas ganas, esta emoción, contenida, cada vez mayor. Y para hacer más dulce la espera, vuelvo a marchar, a un nuevo destino, con mil ganas. Ganas de descubrir, aprender, emocionarme. Llenar mi cabeza de recuerdos, guardar instantes, capturar sonrisas.

Y mientras, entre estudio y estudio, saco a pasear mi bolso, y descubro nuevos lugares de esta ciudad, y me enamoro.

bloglovin

Día 95: Helsinki

Y casi sin pensarlo estar otra vez de viaje. Recorrer la zona histórica de Helsinki, adorar la plaza del senado y la catedral. Pasear por el borde de sus canales, perderme por calles, admirar la noche en la capital de Finlandia. Y madrugar, ir hasta la fortaleza de Suomenlinna, sentir más frío que nunca, odiar la lluvia, y aún así disfrutar.

Apreciar la influencia Rusa al contemplar la mayor catedral ortodoxa de los países nórdicos. Sorprenderme con la iglesia en la roca de Temppeliaukio, observar detenidamente el monumento a Jean Sibelius. Y sentirme otra vez afortunada.

Y que pase algo inesperado, tu cámara, esa que te acompaña en cada viaje, se rompa, se estropee, no funcione, y llamar a casa, pidiendo ayuda. Y encontrar la solución, y darte cuenta que si lo peor que puede pasarte es que se te rompa momentáneamente la cámara, por mucho que duela, es que estas viviendo algo irrepetible, que eres feliz, que puedes estar tranquila.











bloglovin

Día 90: Como si fuese mía








Cazadora: Stradivarious. Jersey: Zara. Vestido: H&M. Botines: Vía Spartoo




Ver con mis propios ojos y en directo el cuadro Marylin de Andy Warhol por segunda vez, disfrutar otra vez de Munch con su exposición temporal “Ansiedad”, ver desde el Arco Iris del Museo Aros toda la ciudad en diferentes colores…  

Sin duda este fin de semana pasará a mi recuerdo como uno de los mejores fines de semana en Aarhus: descubrir, conocer, aprender de la ciudad en buena compañía siempre me ha parecido una buena combinación.

Oscurecerme el pelo, dejar de ser (tan) rubia, vestir de oscuro, con botines de tacón, y moverme de aquí para allá por la ciudad, como si ya fuese mía.




bloglovin

Día 87: El sueño de los fiordos

Cuenta atrás para volver a casa, cerca el fin de esta primera etapa, otro año que se va. Echar la vista atrás. Cerrar los ojos, pensar.


Y evadirme, recordar el viaje a Noruega: los fiordos. La mezcla de naturaleza perfecta. Coger un tren de Bergen a Myrdal, ver como leves copos de nieve caen y hacen esos paisajes aun más perfectos. Sentir la necesidad de parpadear para saber que de verdad estas ahí. Montar en el tren de Flam. Reír, sentirte feliz, plena. Ver un arco iris. Y aun queda más.

Enamorarte de ese pequeño pueblo en medio de la nada más bonita que jamás has visto. Pensar en la paz que debe de sentirse viviendo ahí. Subirte a un barco, y estar en cubierta, disfrutando, sin importarte el frió. Darte cuenta que las palabras se quedarán cortas para describir todo lo que estas viendo y sacar una foto. Y otra. Y enseguida otra.

Y querer gritar de felicidad por darte cuenta que en ese instante lo único que te falta para tenerlo todo es el no poder haber compartido eso con todos los que quieres. 














bloglovin

Día 84: Volver a los inicios




Abrigo: Primark. Vestido: Blanco. Bolso: Blanco. Botines: Vía Spartoo.


Disfrutar de que no llueve, bajar al centro y comer una buena tarta de chocolate con buenos amigos. Ponerme un vestido, botines de tacón… y mi abrigo favorito. Y aprovechar el estar aquí.

En un mes estaré volviendo a casa. Un mes. Se dice rápido, y pasa con mayor velocidad aún. Y mientras tanto, mientras llega la navidad y veo como van colocando luces y adornos por la ciudad, disfruto de ellos, de los que se irán y no volverán después de navidad, y también de los que volverán, porque después de todo, pasar un mes lejos de todos ellos, de todo esto, será raro.


bloglovin

Día 79: Bergen

Y volvamos atrás en el tiempo. Volvamos a hace unas semanas, al viaje por Noruega. A Bergen. A la ciudad que sirve de puerta para los fiordos, pero de eso… de los fiordos ya hablaremos en otro momento, ahora centrémonos en Bergen, una de las ciudades más bonitas que he visitado.


Supongo que Bergen si se asimila más con la idea que tenemos de Noruega. Pasear por sus calles, perderte, sentir que estas en un pequeño pueblo de cuento. Subir hasta el punto más alto, en un día soleado, y simplemente disfrutar de unas perfectas vistas. Y reír. Porque estas ahí y no puedes creértelo. Y vuelves a disfrutar bajando por un bosque inmenso a la ciudad. Perderte entre los colores del otoño: hojas amarillas, naranjas, rojas. Y sonreír. Porque estas ahí.

Y volver a reír. Porque por primera vez en tu vida has hecho coachsurfing. Si, has dormido en casa de una persona que no conoces pero que amablemente te ha ofrecido su casa a cambio de nada. Y conocer Noruega de una manera diferente gracias a los consejos de alguien que vive ahí. Probar ballena en el puerto, comer fishcake dónde cualquier noruego lo compra.

Y enamorarte de todo. Enamorarte de la vida. Y guardar en tu recuerdo para siempre las preciosas casitas de Bryggen, las vistas desde el monte Floyen, el barrio de las estrechas calles y pintorescas casas, el anochecer desde cualquier lugar, el lago en medio de la ciudad.












bloglovin

Día 76: Pongámonos serios




Abrigo: Blanco. Vestido: Tienda Local. Botines: Spartoo.


Esto empieza a ponerse serio. Ya queda poco. Poco para entregar mis ensayos finales, para volver a casa por Navidad, para muchas despedidas y muchos reencuentros. Pero mientras yo sigo aprovechando mi vida aquí.

Hoy he tenido la supervisión de uno de mis ensayos finales. He madrugado, he preparado el material, y he ido para la universidad. Como de costumbre me he puesto abrigo y botines, el frió aquí ya empieza a notarse. Por lo demás, hoy empieza un fin de semana ajetreado. Pongámonos manos a la obra…