Día 95: Helsinki

Y casi sin pensarlo estar otra vez de viaje. Recorrer la zona histórica de Helsinki, adorar la plaza del senado y la catedral. Pasear por el borde de sus canales, perderme por calles, admirar la noche en la capital de Finlandia. Y madrugar, ir hasta la fortaleza de Suomenlinna, sentir más frío que nunca, odiar la lluvia, y aún así disfrutar.

Apreciar la influencia Rusa al contemplar la mayor catedral ortodoxa de los países nórdicos. Sorprenderme con la iglesia en la roca de Temppeliaukio, observar detenidamente el monumento a Jean Sibelius. Y sentirme otra vez afortunada.

Y que pase algo inesperado, tu cámara, esa que te acompaña en cada viaje, se rompa, se estropee, no funcione, y llamar a casa, pidiendo ayuda. Y encontrar la solución, y darte cuenta que si lo peor que puede pasarte es que se te rompa momentáneamente la cámara, por mucho que duela, es que estas viviendo algo irrepetible, que eres feliz, que puedes estar tranquila.











bloglovin

Share this:

CONVERSATION

1 comentarios: