Día 48: Momentos que dan vida

El otro día llegué a casa, y emocionada, a eso de la una de la mañana, me puse a contarle a una amiga mi día. Ella, que siempre sigue atenta mis aventuras me dijo: “Parece que hay que irse fuera para hacer cosas diferentes”. Y quizás tenga razón.


Cuando estamos fuera, cuando salimos de la rutina, vivimos más, como si el tiempo fuese más valioso. Pero no lo es. Vamos a una ciudad nueva y queremos verlo todo, devorarlo, pero ¿Cuántos de nosotros hemos salido a ver las ciudades dónde hemos vivido siempre?

Vivimos la vida sin darnos cuenta de que acaba, de que el tiempo es lo más valioso que tenemos. No hay dinero que compre el tiempo, y cuando entiendes eso, cuando lo entiendes, lo asimilas y lo procesas de verdad, empiezas a vivir de otra manera. Quizás haya gente que nazca sabiéndolo, que no lo creo, o otros que como yo lo aprendieron de la vida. Y muchos, habrá muchos, que jamás lo aprendan y mueran sin haber vivido.


Hace ya unos años cogí una curiosa costumbre. Cada noche tacho el día que acaba del calendario. Mientras lo hago pienso si he aprovechado el tiempo, si es un día vivido o un día perdido. ¿Sabes esa sensación de asfixia, de ahogo? Cuando te agobias y te cuesta respirar, cuando algo te falta. Eso es lo que me pasa a mi cuando siento que pierdo el tiempo, que malgasto la vida, que siento que el corazón se me para.

Y aquí en Dinamarca la situación es de momento indefinida. Pero por suerte, aún hay momentos que me dan vida.




Viendo por primera vez un partido de Hockey


Share this:

CONVERSATION

5 comentarios:

  1. Me gustaría ver un partido a mi también ^^
    Qué de situaciones nuevas estás viviendo :)

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu entrada. Me ha hecho pensar. Muchísimas gracias por haberla puesto, porque de seguro que a mucha gente le ha servido, como a mí.

    ResponderEliminar
  3. pero que bien se te ve Goizane!!!!! las fotos de Legonland me encantan :)
    muxu asko laudiotik :)

    ResponderEliminar
  4. Justamente hoy le he dicho a mi novio que todo lo que estábamos viendo en Hamburgo no lo habíamos visto, respectivamente, en Valencia. Estamos viviendo y trabajando fuera de casa...

    Pásate por mi blog si te apetece, estoy de sorteo! :)

    http://helenabyelena.blogspot.com

    Un besii

    ResponderEliminar