Día 46: Legoland

Hoy ha salido el sol en Aarhus, y ayer también, y antes de ayer, y el día anterior. Y es raro porque se me ocurren tantas cosas que hacer, y sin embargo, aquí estoy, leyendo, haciendo trabajos, escribiendo. Quieta, paralizada. Esperando no sé a que. Pero eso no importa ahora, hablemos de Legoland, ese parque de atracciones que de primeras puede parecer para niños pequeños pero que creedme, no lo es.


Sábado. 6 de la mañana. Suena el despertador. Desayunar, vestirme, escuchar música. Coger el autobús. Salir de Aarhus hacía Billund, la ciudad donde esta Legoland. Ver como va cambiando el tiempo, de sol a nubes, de nubes a lluvia. Pasar de la emoción a la desgana, pero sin dejar que el ánimo caiga del todo.

Entrar al parque, coger un plano y buscar sitios cubiertos para visitar. Ir rápido sin apreciar apenas todos los detalles de Lego. Pasar una hora en “Atlantis By Sea-Life” con la esperanza de salir y que deje de llover. Hacer mil fotos, empezar a divertirnos, cogerle ganas al día. Y ya esta, milagrosamente deja de llover. Empezar a montar en las atracciones, gritar, reír, disfrutar. Pasar de Imagination Zone a Legoredo Town, pasar por Pirate Land para llegar a Knights Kingdom. Disfrutar de Polard Land, montarnos en las dos mejores atracciones, dejarnos sorprender.

¿Mi atracción favorita? Ice Pilots School. Te cuento. Te dan una tarjeta (si, algo así como un tarjeta de crédito), la metes en algo parecido a un ordenador. Ahí seleccionas tu altura, el nivel de dificultas y el tipo de movimientos que quieres que haga la atracción. Después coges la tarjeta y la colocas en la caja de control de la atracción. Y ya solo queda disfrutar.

Para el final dejamos Adventureland y Miniland. La verdad es que nada más entrar al parque te encuentras con Miniland, pero con la lluvia era imposible disfrutarlo. Pero ahora que la lluvia había dado paso a las nubes, y las nubes al sol, podíamos disfrutarlo de verdad. La ciudad de Ámsterdam en miniatura, Copenhague, ciudades de Suecia o Noruega, sitios a los que pronto iré. ¡Me encantó!

El día llegaba a su fin. Volvimos al autobús, y como una niña pequeña después de un largo día me quedé dormida en el viaje de vuelta.
 








Share this:

CONVERSATION

3 comentarios:

  1. Pero que feliz se te ve!!!!
    Hace mucho frío ya por ahi?

    un muxu

    ResponderEliminar
  2. Pero que feliz se te ve!!!!
    Hace mucho frío ya por ahi?

    un muxu

    ResponderEliminar